Fulares tejidos                                            Fulares elásticos                                        Mochilas ergonómicas

Bandoleras                                                   Mei-tais                                                   Tonga

PORTABEBÉS DEL MUNDO

 

Los portabebés se han usado siempre, pero en occidente se sustituyeron por los actuales carritos de bebé durante la revolución industrial.

 

Aunque nos resulte sorprendente, ha sido el método más utilizado para portar a los niños desde tiempos inmemoriales, ya que la traquilidad que les ofrece el contacto corporal a los bebés, hace que podamos seguir haciendo las tareas cotidianas e incluso algunos trabajos, sin necesidad de desatender al bebé.

 

Por todo ello, la re-utilización de los portabebés en Europa, Canadá y Estados Unidos está siendo exponencial, cada dia más familias re-conocen los beneficios de esta forma de estar en contacto con sus hijos.

Variedad de portabebés

Existen casi tantos tipos de portabebés como culturas diferentes hay en el mundo, pero los más habituales que podemos encontrar en nuestra sociedad son los siguientes:

 

 

Pouch – Se trata de un trozo de tela cosida con forma de donut. Se coloca sobre uno de los hombros, que es donde recae el peso, el bebé se coloca dentro y puede ser portado delante, a cadera y en la espalda, tanto ergido como tumbado (posición cuna). Lo malo del pouch es que no es ajustable al bebé, la talla se elige según la medida del portador, así que elegid bien!!! La venta es que es facilísimo de poner/usar. ja

 

 

 

Bandolera – Parecido al pouch pero en este caso SI seajusta tanto al bebé como al portador. Normalmente tienen un par de anillas para realizar este ajuste, aunque también las hay con un nudo corredizo o con una hebilla. Cuidado con las bandoleras acolchadas, ya que estas son menos versátiles.

 

 

Mei-Tai – Es el rey de los portabebés para niños más mayorcitos. Proviene de Asia y en su versión más simple es un cuadrado de tela con dos tiras superiores y dos inferiores que se anudan para sujetar al bebé. Esté portabebé se puede empezar a utilizar cuando el bebé ya sujeta su cabecita. Puedes encontrar multitud de versiones: tiras superiores acolchadas, más anchas, cintura reforzada, cuerpo recto o estilizado, con capucha, terminado redondo, recto o trapezoidal…

 

 

Fular – El fular es el portabebé más versátil que existe. Es una pieza de tela bastante larga (sobretodo para las posiciones iniciales), que vas anudando según el tamaño del bebé, del porteador y la posición deseada. Por ello está totalmente recomendado para bebés recién nacidos. Los fulares aguantan muchos kilos, así que la pregunta es…cuanto peso puedes aguantar tú? Existen multitud de marcas y tejidos, los más comunes y robustos son los de algondón tejidos en sarga cruzada, pero también puedes encontrar de mezcla de tejidos, con cáñamo, lino, seda…en sarga diamante, jaquard...

 

 

Mochilas ergonómicas – Son mochilas respetuosas con la posición del bebé. Esto es, respetan la postura “ranita” de sus piernas, dejando que la tela quede por debajo de las corvas de sus rodillas. Sujetan su espalda curvada o semi/curvada y su cabeza cuando todavía el bebé no es capaz por si mismo.

 

 
Otros portabebés no tan conocidos son el Ombuhimo, el Podaegui, el Kanga, el Bambará...
¡¡¡La variedad es tan amplia casi como culturas tiene el planeta!!!